Aquest lloc pot utilitzar algunes “cookies” per a millorar la seva l'experiència de navegació. Per favor, abans de continuar amb la seva navegació per el nostre lloc web, li recomanem que llegeixi la POLÍTICA DE COOKIES. aceptar

Quiropodia

Es una rama de la podología, que probablemente realiza la labor más antigua del podólogo. Su objetivo es diagnosticar y tratar las diferentes afecciones de los pies. De forma habitual las personas presentan alteraciones dérmicas (callosidades o durezas), alteraciones ungueales (uña incarnata, hongos), problemas inflamatorios y dolorosos que nos impiden caminar correctamente.

Las deformidades de los dedos y las zonas sometidas a un exceso de presión unido a los calzados inadecuados hacen que la piel genere un aumento de su capa córnea provocando zonas hiperqueratósicas (callosidades).

Además de estas lesiones, que son las más frecuentes, encontramos otro tipo de alteraciones susceptibles de tratamiento quiropodológico como pueden ser:

- Verruga podal.
- Sudoración, hiperhidrosis y bromohidrosis.
- Onicocriptosis y uñas patológicas.
- Micosis ungueal, pie de atleta.

Primera visita quiropodológica

En podomataró se realiza la historia clínica de cada paciente, recopilando datos que nos son de interés, como por ejemplo, antecedentes médicos y podológicos, con el fin de llegar a un correcto diagnóstico y tratamiento.

Dependiendo de la patología de cada persona, se realizaran diferentes actuaciones en una sesión de quiropología:

- Corte y fresado de uñas.
- Eliminación lesiones dérmicas (callosidades, durezas...).
- Tratamiento de uñas que se clavan y su reeducación.
- Tratamiento de problemas de hidratación.
- Tratamiento de micosis y papilomas víricos en los pies.


En podomataró todas las sesiones de quiropodia que se realizan de forma aséptica y esterilizada. 

El instrumental y material utilizado para cada paciente es ESTERIL.